Una no deprimente historia sobre cáncer

The fault in our stars
(Bajo la misma estrella)
John Green
YA
313pp

Amazon

¡Lo terminé! ¡Por fin! ¡Cuanto me costó! Y antes de que se malentienda, no es el kind of “me-costó-terminarlo-porque-no-me-gustó” sino del “me-costó-terminarlo-porque-no-me-dejaban-leer”. Es como si el mundo hubiese conspirado para hacer de mí (una de las personas menos sociables que puedan imaginar) la persona más popular del momento. De pronto era necesitada en todos lados, sobre todo cuando me decía “déjame leer un poco”.
Pero, en fin, he logrado terminarlo, y debo decir que me sorprendió descubrir que de haber visto la película luego de leerlo, y no al revés (como hice en esta ocasión), no me hubiese decepcionado de la manera en que lo hacen la mayoría de las películas basadas en libros. Debo conceder que la película se mantuvo tan fiel al libro como pudo.
Aunque también por esa razón no tuve grandes sorpresas al leer. De todas maneras, esto no restó encanto a la historia.
Esta nos prensenta a una chica de 16 años con cáncer, esperando tranquilamente a dar su último respiro. Un chico de 17 años que tuvo cáncer, optimista y decidido a dejar una gran marca en el mundo. Un romance floreciente. Unos jóvenes lidiando con el set que les tocó en un mundo que no es una fabrica de conceder deseos.

Some infinities are bigger than other infinities. (Green, 2012)

Me encanta la visión, un tanto cínica, pero sin duda realista, del mundo. Me gustó mucho la manera en la que son retratados los personajes. Amé la actitud “down-to-earth” de Hazel y la “cheesy-but-lovely” personalidad de Augustus.

The marks humans leave are too often scars. (Green, 2012)

La historia logró revolver mis emociones dos veces, porque aun cuando ya había visto la película, me fue imposible el no derramar lagrimas nuevamente al llegar a los últimos capítulos. (Cabe decir que aunque en el libro ya sabía lo que venía, a la hora de ver la película no, y el “plot twist” que da la historia hacía la parte final, realmente no me lo imaginé, y me dolió, mucho).
Me gusta de la historia que, aún cuando trata un tema tan sensible y tenemos a todos estos personajes que se enfrentan a la muerte, está contada de una manera en la que no te pasas todas sus páginas en “depressed mode”.

Es un libro muy bello que te da muchas cosas que pensar, como las cosas que damos por sentado en la vida. Está lleno de conversaciones increíbles, que te dan lecciones sin que siquiera notes que te las están dando.

You don’t get to choose if you get hurt in this world…but you do have some say in who hurts you. I like my choices. (Green, 2012)

Me alegra el haberlo leído (a pesar de los inconvenientes que sufrí en el proceso). El día de hoy decidí no trabajar en mi nuevo proyecto para poder dedicar el tiempo libre que tuve a concluir esta lectura, y no me arrepiento en lo absoluto.

4/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s