Ginko: La primera doctora
Título original: Hanauzumi
Autor(a): Jun´Ichi Watanabe
Género: Novela biográfica
Tipo: Autoconclusiva
Formato: Hardcover
Editorial: SEIX BARRAL
Páginas: 398
ISBN: 978-84-322-3191-9
Publicación original: 1970

Narra la historia de Ogino Ginko, una mujer que tras un divorcio y batallar con una enfermedad, en ese entonces incurable, toma la decisión de convertirse en médico, algo impensable para una mujer en aquella época (by me). 


Me siento muy bien por haber terminado este libro por fin. Me lo regaló mi esposo cuando aún éramos novios, y aunque en el momento lo empecé, lo dejé de lado por leer otro. Admito que me sentí un poco mal por esto, ya que es un regalo que sé que él creyó me encantaría. Es decir, yo soy médico (era estudiante en el momento en que me lo regaló), me encanta el entretenimiento asiático (especialmente de corea y japón) y AMO leer, y él consiguió hacerme un regalo que combinaba las tres cosas. Y admito que me emocioné al recibirlo y ver mis tres pasiones en una, y deposité en el libro muchas expectativas, lo que creo que originó el problema.

La novela no logró entusiasmarme lo suficiente como para darle prioridad sobre otras lecturas.
Se trata de una novela biográfica que nos cuenta la historia de Ginko, una joven que tras un matrimonio fallido y una mala experiencia al recibir un reconocimiento médico, toma la decisión de hacerse médico para evitar a otras mujeres el experimentar la misma vergüenza que ella sintió.
El asunto que en la era Meiji de japón el simple hecho de que una mujer estudiara una carrera universitaria era hilarante, y que encima esa profesión fuese la de medicina era ridículo. La novela nos muestra la lucha de Ginko por sus sueños en una sociedad machista.
Realmente me interesaba conocer su historia, es decir, tocaba muchos puntos de mi interés, pero a decir verdad no me gustaba la manera en que se desarrollaba la historia.
Creo que hubiese sido mejor solo leerme su biografía a modo de articulo informativo, porque la novela no fui capaz de disfrutarla.
Admiro sus logros y respeto su lucha, pero la forma en que fue retratada en la novela no logró parecerme agradable, por lo que no pude sentir su historia de una manera que me hiciera querer conocer los detalles de su vida tan en… detalle, valga la redundancia.
Y admito que los acontecimientos hacia el final de la historia hicieron que llegara a perderle algo del respeto que se había ganado por su perseverancia y determinación.
Algo que debo señalar que no me gustó es que en algunos aspectos la traducción estaba un poco desligada de la historia. O sea, no me imagino a una mujer japonesa en plena era Meiji diciendo: ¡Estás de broma!. En especial si se tiene en cuenta la personalidad que retrato el autor de Ginko. Creo que ni siquiera una mujer occidental hubiese usado esa expresión en los 1800s. Me parece que había formas de traducir algunos diálogos que le hicieran más justicia al contexto.
También me parece que algunas de las descripciones de Ginko y de la situación de las mujeres en general en la época podían hacerse de una manera que no sonarán tan insultantes, porque admito que en ocasiones me preguntaba si el autor había decidido escribir sobre ella porque la admiraba o porque buscaba una oportunidad de criticarla. O si en cierta forma no estaba de acuerdo con los cambios que empezaron a hacer las mujeres en la sociedad a partir de esa época. Y aquí no estoy segura si se debe a un problema en la traducción y edición, o si realmente el autor se expresó de esa manera.
En conclusión, creo que la historia de Ginko merece ser conocida, pero la novela no logró convencerme.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s