23 años atrás aún una pequeña semilla, hoy una rosa en todo su esplendor.

Te encontré cuando apenas empezabas a florecer, pero intuí desde entonces la gran obra que serías.
Observé como tus pétalos empezaban a hacerse más brillantes y supe que no quería perderme nada de tu transformación.
¡Cuántas cosas veo en ti, hermosa rosa!

Tan similar a mí y a la vez tan diferente.
Una caja de emociones de una agudeza envidiable.
Una mirada inteligente que hace análisis contundentes.
Un corazón enorme que desborda amabilidad.
Sinceridad y comprensión en tus palabras.
Bondad y cariño en tus actos.
Hoy cumples 23 años, apreciada rosa, y aún sigues embelleciendo.
Te he observado mucho tiempo, brillante rosa, y pretendo seguir haciéndolo. Veré como se expande tu grandeza por este vasto universo.
Y cuando llegue el momento de marchitarnos, querida rosa, lo haremos juntas, acompañada de las otras flores del jardín al que pertenecemos.

Haidelis Montero

One thought on “Las 23 primaveras de una rosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s