La tecnología estaba en mi contra

¡Hola a todos!
Supongo que habrán notado que últimamente he brillado por mi ausencia, y es que desde inicios de febrero la tecnología decidió jugar en mi contra. Hasta podría decirse que incluso antes ya que en enero me vi obligada a cambiar mi teléfono móvil.
Entonces, regresando a inicios de febrero cuando mi computadora decidió que ya había tenido suficiente y que ya era hora de descansar… para siempre. No puedo decir que me sorprendiera, después de todo me había estado dando señales desde hacia unas cuantas semanas… yo sólo me negaba a aceptar la realidad.
Además debo admitir que la computadora ya necesitaba un descanso. Había estado en mis manos por al menos tres años, y antes de eso en manos de mi hermana menor por otros dos. Sé que no es la dinámica de herencia común entre hermanos, por lo general es el menor quien recibe las cosas viejas del mayor, pero es esta ocasión no fue así.
Así que me quedé sin computadora y me sentí perdida. ¿Qué se suponía que hiciera yo sin computadora? Compra una de inmediato no estaba en los planes. Con el bolsillo vacío y gustos caros eso no era una opción.
Me preocupaba especialmente el cómo iba a mantenerme al día con el blog y con las novelas que estoy escribiendo en la actualidad. Para mi fortuna, mi hermana que en el momento se estaba quedando en mi casa puso a mi disposición su propia computadora, creo que principalmente motivada por la culpa ya que fue la desencadenante del último respiro de mi pc. Esto me fue de utilidad durante las primeras semanas, pero pronto caí en la cuenta de que no podría seguir así mucho tiempo, ya que yo prácticamente uso la pc todo el día y ella también tenía que utilizarla.
Es entonces cuando resuelvo utilizar mi tablet para mantenerme al día con el blog, pero mi felicidad dura poco ya que esta empieza a presentar algunos fallos que me obligan a limitar su uso. Así que me queda como única opción el teléfono móvil.
De más está decir que escribir en él es toda una travesía. Lo que me costaba escribir un capitulo en el él era el equivalente a lo que hubiese invertido en cinco capítulos en la pc, pero al menos estaba avanzando.
Pero cuando decido empezar a compartir los nuevos capítulos a través de la aplicación de Blogger para el celular, me encuentro con el problema de que no me permite subir los capítulos completos, siempre, sin importar de cuantas formas lo intentara siempre se cortaban.
Digo, creo que todos lo que hemos utilizado la aplicación de Blogger para el móvil sabemos que apesta, pero hasta la fecha me había servido para algunas entradas rápidas, no esperé que me imposibilitara seguir actualizando la novela.
Así que terminé por rendirme en mis intentos de actualizar el blog y me concentré en conseguir un nuevo equipo de trabajo.
Y es por eso que estoy de vuelta. Hace sólo dos días que conseguí mi nuevo equipo y pretendo compensarles por el tiempo perdido.
Muchas gracias por leer y espero disfruten del material que les tengo preparado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s